Antiage + Radiofrecuencia

Este tratamiento que combina 2 técnicas, nos ayuda a combatir los signos del envejecimiento facial mediante sesiones de Radiofrecuencia bipolar + ejercicios faciales naturales por estimulación mecánica de la piel, recuperando la producción de colágeno y elastina, eliminando signos prematuros de envejecimiento, líneas de expresión muy marcadas, arrugas y flaccidez de la piel.

La combinación de las ambas técnicas produce resultados más visibles en menos tiempo ya que se trabaja tanto la dermis como la epidermis.


La epidermis tiene células muertas que se acumulan en la superficie de la piel y tornan difícil la regeneración, que mediante este sistema se acelera, tanto en edad madura cuando ya no se produce colágeno y elastina o cuando a modo de prevención se aconseja empezar a movilizar aún en pieles jóvenes.


Con resultados visibles y evaluados: trabaja sobre el tejido subcutáneo liberando la grasa excesiva, mejora la circulación sanguínea y desahoga la congestión de los tejidos, provee la estimulación mecánica para reafirmar la piel del rostro y cuello.


Pasos


  1. Limpieza, tonificación y exfoliación - Piel pulida
  2. Etapa de purificación con ejercicios mecánicos - (Radiofrecuencia) - Piel estimulada
  3. Drenaje linfático mecánico - Piel descongestionada
  4. Mascarilla y crema de tratamiento - Piel recompensada


Es una técnica que mezcla cosmética manual y aparatología, porque los productos de excelente calidad son para ayudar a la epidermis y lograr una dermis de buena calidad, la parte mecánica logra que los fibroblastos sean estimulados mediante ejercicios para producir colágeno y elastina (así como los músculos necesitan gimnasia, la piel también). El resultado es comparable al de un lífting pero no requiere de anestesia, no es invasivo, se puede aplicar en cara y cuello, compatible con todos los tipos de piel, no es doloroso, no deja cicatrices, ni inflamación por lo tanto la paciente puede seguir con sus tareas habituales después de la sesión. En pocas sesiones podemos notar que la piel luce más tensa, más tersa devolviendo toda la expresión, el brillo y juventud al rostro.


Con esta técnica muy sencilla de aplicar logramos:


  1. La formación de nuevas fibras de colágeno en la piel y en el tejido subcutáneo, dándole firmeza y eliminando la flaccidez.
  2. Un aumento de la circulación que favorece la disolución del tejido graso subcutáneo facilitando su eliminación.
  3. Un drenaje linfático que favorece la eliminación de líquidos estancados en el tejido adiposo.

*Los resultados pueden variar de acuerdo a los distintos tipos de organismo. Ante cualquier duda consulte a un especialista.

(011) 4796–7676

Llámenos de lunes a viernes de 8:00 a 20:00.
Una especialista responderá a todas sus consultas.